Home » Opiniones » Opinion » La solidaridad en tiempos de coronavirus en el Amazonas
Sun, 06/07/2020 - 21:19

La solidaridad en tiempos de coronavirus en el Amazonas

La solidaridad en tiempos de coronavirus en el Amazonas
Una muestra del trabajo logístico que se realiza para poder entregar las ayudas que llegan al municipio.

La ciudad de Leticia en los últimos dos meses ha vivido en silencio, en ocasiones pareciera alejarse la alegría y la sonrisa que caracteriza a los habitantes de esta triple-frontera. Cada mañana al sintonizar una de las emisoras locales, nuestros corazones se entristecen al escuchar que la enfermedad llega a más hogares y que un amigo, vecino o conocido a perdido la batalla. Sin embargo, estos momentos difíciles han incrementado la solidaridad, nos han ayudado a fortalecer los lazos de amistad, cariño y fraternidad entre cada uno de nosotros.

Frente a la precariedad de nuestro sistema de salud hemos retornado a la medicina tradicional y al uso de plantas medicinales. La cotidianidad urbana en Leticia hace que olvidemos que vivimos en un departamento con una exuberante selva húmeda tropical y dejemos a un lado, el papel tan importante de las plantas en nuestra cultura. Por estos días, muchos de nosotros retornamos a esos conocimientos para hacerle frente a la enfermedad, en donde los abuelos, las tías, los curanderos y cada uno de nosotros ha sacado esas recetas, bebidas y brebajes para protegernos.

Por otro lado, se ha incrementado la solidaridad y el apoyo de amigos, personas del común y ONG´s que se articulan para el traslado de elementos de bioseguridad, medicamentos y alimentos hacia Leticia y las comunidades indígenas. Aprovecho para agradecerles a cada uno el apoyo brindado, junto a las iniciativas que han surgido desde lo local, tales como: #SOSAmazonas y #TodosSomosAmazonas.
Una vez llegan estas ayudas a Leticia, la logística o el “detrás de cámaras” de estas acciones implica un trabajo extenso y participan muchas personas, entre ellas, contratistas y funcionarios de la Alcaldía de Leticia y la Gobernación del Amazonas; además de un grupo de voluntarios(as) para cargar, empacar y entregar el mayor número de ayudas que sea posible cada semana. A ustedes, mi mayor respeto y admiración porque son esas personas que trabajan comprometidas, que realizan el trabajo pesado y no figuran en las redes sociales, para ellos, que ven día a día las dificultades de las familias, lo más importante es ayudar.

Si llegan a su casa con una de estas ayudas, lo invito a que la reciba con respeto, esa persona de seguro lleva muchas horas trabajando para hacer posible esa entrega. Sin duda, ellos no tienen responsabilidad sobre las decisiones que toman los mandatarios, pero si se esfuerzan en realizar un buen trabajo. También, tenga en cuenta que varios de los hombres y mujeres que apoyan esta labor, lo hacen como voluntarios –no tienen un vínculo laboral con la Alcaldía y la Gobernación-. Si tienen alguna queja sobre el desempeño de los mandatarios, en el futuro estaré escribiendo sobre este tema para que siga los mecanismos institucionales y se conviertan en acciones que nos ayuden a construir una sociedad más justa.

Para concluir, los invito a seguir cuidándonos, practicar el distanciamiento social, lavarnos con frecuencia las manos, usar el tapabocas y seguir las recomendaciones realizadas por el personal de salud. Es nuestra responsabilidad frenar el contagio del COVID-19, actuemos con disciplina, necesitamos retornar a nuestros trabajos y mejorar las condiciones de nuestras familias. El COVID-19 estará acompañándonos por muchos meses más y tenemos que cambiar nuestros hábitos de comportamiento social para garantizar el bienestar y la salud de todos nosotros.

Compartelo en:
advertising